Pan Rústico

Selección de harinas molturadas a la piedra, migas esponjosas y aromáticas, cortezas crujientes y ese sabor a pan recién salido del horno al que nadie se resiste.

El Pan Viejo, uno de los panes rústicos por excelencia, es un pan elaborado con una masa madre envejecida, lo que le proporciona mayor aporte nutritivo, hace que sea más duradero y esponjoso.

No te puedes imaginar los infinitos beneficios a tu salud que tiene comer este pan; desde la mejora de la circulación hasta la mejora de la flora intestinal.

Recomendamos este tipo de panes a todas aquellas personas que quieran cuidar su salud y su alimentación.