El Stollen es un dulce típico alemán con una larga tradición. Desde el 1329 este dulce reúne a millones de familias alemanas alrededor de la mesa de Navidad. Este postre cuenta incluso con la aprobación del Papa Inocencio VIII , que en 1491 consintió a los pasteleros alemanes añadir a la receta del Stollen mantequilla, ingrediente no apto para las fechas de adviento alemanas.

La receta principal era mucho más sencilla que la actual, que incluye pasas, mantequilla, frutos secos, azúcar… En un principio este dulce se tenía que elaborar sólo con agua, avena y aceite de nabo. No suena muy apetitoso, verdad?

Pero no te preocupes, nuestro Stollen es un poco diferente, quizá al Papa Inocencio VIII también le hubiese gustado. Conserva sus beneficios nutricionales, su forma, su tradición…Pero le hemos dado un toque de sabor moderno y fresco.

¡Atrévete a probarlo!